Nueva York - La grúa gigante que se partió parcialmente junto a un lujoso edificio en construcción en pleno corazón de Manhattan, cerca al Central Park, ha provocado una situación de emergencia en la ciudad, incluso antes de que se empiece a sentir lo peor del huracán Sandy en Nueva York, aunque no se han reportado heridos.
Las autoridades temen que el resto de la grúa se pueda desplomar, por lo cual han cerrado varias calles aledañas y han evacuado tres edificios contiguos a donde ocurrió el incidente. Algunos medios locales están informando que miembros del Departamento de Edificios junto a bomberos están subiendo a la estructura para determinar la peligrosidad que representa, ya que lo peor de la tormenta está por venir y se esperan vientos más fuertes.
La parte superior de la grúa, usada en la construcción de un exclusivo edificio de viviendas de 90 pisos llamado One57, se dobló esta tarde a causa de los fuertes vientos que soplan en Nueva York.